Fisioterapia deportiva

La Fisioterapia Deportiva es la especialidad de la fisioterapia que trabaja con las patologías que tienen relación con la práctica deportiva.

  • Lesiones musculares y tendinosas como, por ejemplo, contracturas, sobrecargas, roturas fibrilares, tendinitis, epicondilitis, hombro doloroso, fascitis plantar.
  • Lesiones ligamentosas y articulares como esguinces, condropatía rotuliana, capsulitis, bursitis, entre otras.

COMO ES NUESTRO TRATAMIENTO

Dependiendo de cada lesión y paciente se elige el tratamiento más adecuado. La terapia manual es base del tratamiento. En la fase aguda de la lesión combinamos el tratamiento manual con terapia de ultrasonidos y electroestimulación para acelerar la recuperación. Una vez que las estructuras dañadas están recuperadas, lo más importante en fisioterapia deportiva, es realizar una reeducación del gesto deportivo para afrontar los entrenamientos con garantías después de una lesión, así como educar al deportista en la prevención para evitar posibles recaídas. Para ello la recuperación final termina con fisioterapia activa donde el fisioterapeuta enseña y supervisa los ejercicios de readaptación más adecuados para cada deporte.

QUE TÉCNICAS UTILIZAMOS:

  • La terapia manual: es base del tratamiento fisoterapico y engloba todas aquellas técnica dirigidas al diagnóstico y al tratamiento de la patología neuro-musculo-esquelético.
  • Ultrasonidos: aplicación de ondas terapéuticas a través de gel conductor o medio acuoso que principalmente un efecto mecánico y térmico sobre los tejidos tratados. Sus acciones sobre el tejido son analgésicas, regenerativas y antiinflamatorias.
  • Electroestimulación: uso de diferentes corrientes eléctricas que producen diferentes tipos de contracción muscular. Principalmente se utilizan con carácter analgésico, circulatorio y de fortalecimiento muscular.
  • Kinesiotape: Técnica de vendaje neuromuscular que actúa sobre los receptores propioceptivos de la piel. Indicado para la patología muscular y del tejido linfático.
  • Fisoterapia activa: ejercicios específicos para compensar la musculatura y readaptar el gesto deportivo después de una lesión.

Dependiendo de cada lesión y paciente se elige el tratamiento más adecuado.